noviembre 8, 2015 lola

Paleo, la dieta primitiva que funciona en el siglo XXI

Mammut erklrt Paleo Dit mit einer Ernhrungspyramide

Si bien para algunos el término ‘Paleodieta’ puede ser totalmente desconocido, cada vez son más las personas que se unen a este nuevo movimiento dietético cuya propuesta es recuperar los hábitos alimentarios de los hombres que habitaron el planeta durante el Paleolítico. Facebook, Instagram, Pinterest y otras redes sociales están plagadas de páginas dedicadas a promocionar este ancestral estilo de vida que, según sus partidarios, es la forma “más saludable” de comer gracias a los múltiples beneficios que aporta a nuestra salud. Sin duda alguna, esta gran comunidad online se presenta como una de sus mayores ventajas, pues el enorme apoyo que sus seguidores se dan entre sí no es fácil de encontrar en muchas otras dietas.

Conocida también como la “dieta del hombre de las cavernas”, “dieta primitiva”, “dieta de la Edad de Piedra” o “de los cazadores-recolectores”, la dieta paleolítica es, en palabras de su creador, el científico estadounidense Loren Cordain, la dieta “óptima”, pues es aquella para la que estamos “genéticamente preparados”. “Es la forma de comer más saludable”, asegura Robb Wolf, autor del libro ‘The Paleo Solution’ y uno de los principales expertos del mundo en nutrición paleolítica. “¡Es el ÚNICO enfoque nutricional que funciona con tu genética para ayudarte a estar delgado, fuerte y lleno de energía!”, añade Wolf.

Beneficios para la salud

Tal y como expone Loren Cordain en su libro ‘The Paleo Diet’, “siguiendo estas pautas nutricionales, ponemos nuestra dieta más en línea con las presiones evolutivas que dieron forma a nuestra genética actual que, a su vez, influye positivamente en la salud y en el bienestar”.

Una influencia positiva que se traduce en los siguientes beneficios para la salud:

  • estabiliza los niveles de azúcar en sangre
  • quema la grasa acumulada y propicia la pérdida de peso
  • reduce las alergias
  • equilibra los niveles de energía durante el día
  • ejerce una función antiinflamatoria
  • favorece entrenamientos más efectivos
  • mejora los patrones de sueño

Qué comer y qué no comer

Fundamentalmente se trata de evitar los alimentos ‘modernos’, es decir, todos aquellos que han sido tratados o modificados, y dar prioridad absoluta a los nutrientes que llevan con el ser humano desde hace más de 76.000 generaciones.

Veamos con más detalle:

Alimentos prohibidos:

  • Azúcares refinados (azúcar blanco, bollería y repostería industrial,…)
  • Sal
  • Aceites procesados
  • Lácteos
  • Granos y cereales
  • Legumbres y almidones
  • Alcohol
  • Cualquier alimento procesado industrialmente

Alimentos permitidos:

  • Carnes magras de animales alimentados en libertad
  • Pescado y mariscos, siempre que no sean fritos
  • Huevos
  • Todas las frutas y verduras
  • Frutos secos y semillas
  • Algas comestibles
  • Aceites vegetales crudos: aceite de oliva, aceite de coco,…

 

Pros y contras

Pro: Los defensores de esta dieta basada en el patrón paleolítico no dudan en afirmar que su seguimiento durante un tiempo considerable puede ayudar a reducir el riesgo de padecer ciertas enfermedades cardiovasculares, así como síndrome metabólico y diabetes tipo 2, entre otras.

Y, sin duda, así se entiende gracias a su apuesta por un tipo de alimentación más cercano a lo natural: promueve el consumo de grasas saludables procedentes de alimentos como las semillas, los frutos secos y el pescado azul, evita el exceso de grasas saturadas, así como de sal, azúcar y bollería industrial, y elimina todo tipo de refrescos y bebidas alcohólicas, hecho que se traduce en una reducción de la carga glucémica en sangre.

Contra: Puede resultar complicado encontrar en el mercado carnes de animales que hayan sido alimentados exclusivamente con pasto, pescados frescos que no procedan de piscifactorías, frutas, verduras y hortalizas sin tratamientos químicos ni pesticidas,… Y, si los encontramos, el coste de estos productos suele ser bastante elevado.

Pro: La Paleodieta fomenta la práctica de ejercicio físico como parte fundamental de este estilo de vida pues, aunque se le llama ‘dieta’, el concepto no se refiere a un régimen estricto de comidas, sino más bien a una nueva forma de alimentarse que busca mejorar la salud en todos los sentidos.

Contra: Aunque la eliminación de los lácteos, las legumbres y los cereales no es estricta, pues se permite su consumo ocasional, hemos de tener en cuenta que, si no existe ningún impedimento (intolerancia a la lactosa, al gluten,…), todos ellos son alimentos completos de los que no tenemos por qué prescindir.

La leche y sus derivados pueden ayudarnos a prevenir la aparición de osteoporosis, pues son una buena fuente de calcio, vitamina A, B12 y D, fósforo, zinc y magnesio. Eso sí, optemos siempre por las versiones desnatadas, pues son igualmente ricas en proteínas y bajas en colesterol. Por su parte, la mayoría de las legumbres son una fuente importante de fibra dietética, proteína vegetal, hierro y potasio, hecho que disminuye el riesgo de padecer ciertas enfermedades del corazón. Asimismo, el consumo de cereales integrales influye positivamente en la regulación de la presión arterial y en la consecución de un peso saludable.

Conclusiones

Como todo en la vida, no existen fórmulas mágicas para conseguir un peso ideal o mejorar nuestra salud, pero sí pequeñas pautas que pueden hacernos más fácil el camino. En este sentido, acerca de la Paleodieta, podemos quedarnos con la idea de abogar cada vez más por una alimentación natural y ecológica, que se traduzca en el consumo de alimentos de nuestro entorno más cercano, pues así nos aseguraremos de que han sufrido la menor manipulación posible hasta llegar a nuestra mesa. Elimina poco a poco de tu dieta todos aquellos alimentos en cuyo etiquetado puedas leer más de tres ingredientes y ganarás vitalidad. La raíz de un buen estado de salud está, sin duda, en nuestras manos, en saber elegir lo que damos a nuestro cuerpo y a nuestra mente para conseguir una óptima nutrición. Mi consejo siempre es el mismo: equilibrio y pasión por lo que haces. Y, cómo no, saber incluir en tu vida todas aquellas pautas saludables que pueden ayudarte a estar más a gusto contigo mismo y, por tanto, a ser feliz.

 

Páginas recomendadas

www.paleoleap.com

www.certifiedpaleo.com

@justpaleofood en Instagram

www.paleomovement.com

www.paleofoodies.com

www.paleogrubs.com

 

Fuentes consultadas

‘The Paleo Diet’, Loren Cordain.

‘The Paleo Solution’, Robb Wolf.

‘Paleo Diet for Athletes’, Loren Cordain y Joe Friel.

www.runners.es

www.robbwolf.com

www.health.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies