abril 3, 2016 lola

"La muerte súbita es el gran caballo de batalla de la cardiología deportiva"

Gracias a los reconocimientos médicos ha sido posible prevenir numerosas situaciones adversas tanto en jugadores profesionales como no profesionales, pero experiencias directas como el fallecimiento del futbolista Antonio Puerta han provocado una sensibilidad y una motivación especial por evitar este tipo de episodios repentinos y fulminantes, que son una desgracia para todos.

Dr. Adolfo Muñoz Macho
Jefe de los Servicios Médicos del Villarreal C.F.

La Cronobiología estudia los fenómenos cíclicos que se suceden durante el día, ¿influye este aspecto en la salud y en el rendimiento físico de los jugadores?

Efectivamente, en el deporte de élite es muy importante controlar, como indica, los ritmos circadianos, pues es vital para aprovechar tanto las horas de entreno como las de descanso y comida. Gracias a esto se consigue un efecto armónico en la fisiología de los deportistas y es posible obtener el mayor rendimiento natural.

En el libro ‘Alimentación para deportistas’, el doctor Álvaro Campillo sostiene que los infartos de miocardio y la muerte súbita por arritmias cardíacas se dan “con mucha frecuencia” entre las 6 y las 12 horas. ¿Qué hay de cierto?

En personas no deportistas los infartos son más frecuentes en esas horas porque los niveles de las hormonas que controlan el estrés, como es el caso del cortisol, están más elevados. Se trata de hormonas fisiológicas y nos sirven para controlar el estado de alerta pero, cuando existen niveles altos en personas con dolencias ocultas o con patologías conocidas, pueden desencadenar un evento adverso. Sin embargo, en los deportistas no se ha descrito un mayor riesgo durante las horas de entrenamiento.

Usted es experto en muerte súbita, una materia que hoy preocupa sobre todo en los terrenos de juego, ¿hay algún modo de prevenirla?

La muerte súbita sigue siendo el caballo de batalla de la medicina de la educación física y de la cardiología deportiva. Prevenirla en todos los casos es bastante difícil pues, por desgracia, no presenta sintomatología previa, pero lo que sí intentamos es minimizar su impacto mediante la detección de casos potenciales. Para ello, chequeamos a los deportistas de acuerdo con las recomendaciones de la UEFA, la RFEF y los consensos de las sociedades científicas internacionales. Se sigue un protocolo establecido por la Asociación Española de Médicos de Fútbol (AEMEF), que otorga especial importancia a la realización de un cuestionario de antecedentes personales y familiares. La clave está en la prevención mediante chequeos exhaustivos de carácter anual (frecuencia que puede ser mayor, cada 6 e incluso cada 3 meses si se considera conveniente), así como en la actualización constante tanto de la formación y como de los medios disponibles ante posibles emergencias.

Dicho protocolo, ¿se ha reforzado en los últimos años?

El protocolo de reconocimiento no se ha modificado, lleva muchos años editado; lo que ahora se está haciendo es un esfuerzo por cumplir las recomendaciones y pasar obligatoriamente a todos los jugadores profesionales y no profesionales. Lo que sí se está intensificando es la parte de asistencia de urgencias en los campos mediante la instalación de desfibriladores y ambulancias en eventos deportivos. Esto es debido a que actualmente es foco de atención y, además, los estamentos deportivos están cada vez más concienciados al respecto.

“Un deporte más seguro es motivo de alegría para la sociedad”

El protocolo incluye varias pruebas complementarias, de entre las que podemos destacar el electrocardiograma de 12 derivaciones (que informa de la actividad eléctrica del corazón), un ecocardiograma (muestra el tamaño y la forma de las diferentes válvulas y paredes del corazón) y la prueba de esfuerzo, que detecta la actividad eléctrica durante el ejercicio. Hay que estudiar el nivel de detalle que se desprende de estos estudios, así como la tasa de normalidad o no que se le da a los hallazgos. No todos los síntomas marcan necesariamente una muerte súbita en potencia y, sin duda, lo más difícil es decidir si un jugador en el que hayamos detectado cualquier anomalía se considera no apto definitivo, no apto pendiente de evolución, intervención o, incluso, apto.

Estudios recientes ponen de manifiesto que el seguimiento de una dieta rica en carbohidratos no solo no presenta beneficios específicos para el deportista, sino que puede aumentar el riesgo cardiovascular con respecto a una dieta baja en hidratos de carbono y rica en grasas. ¿Qué opinión le merece esta visión?

Lo que sí sabemos con certeza es que existe la “paradoja mediterránea”, esto es, aunque incluimos más grasas en la dieta, los índices de patología cardiovascular son menores que en otros países de nuestro entorno. Esto ocurre porque se trata de “grasas buenas”, de entre las que podemos destacar el aceite de oliva.

“No hay alimentos malos, sino alimentos adecuados para cada situación”

Cada vez hay más deportistas de élite (como es el caso de Messi) que optan por la alimentación ecológica y las medicinas naturales para mejorar su salud. ¿Cuál es su juicio al respecto?

Lo que hacen estos deportistas es lo que deberíamos hacer los consumidores en general, es decir, exigir alimentos ecológicos, sin pesticidas ni aditivos, o con los menos posibles. Desde el área de nutrición del Villarreal CF SAD se incide mucho en esta cuestión tanto en el primer equipo, como en todos los de la cantera y en los chavales que tenemos en residencia. También se realizan talleres formativos para jugadores, técnicos y familiares.

En cuanto a las medicinas naturales, debemos entender y respetar que tienen su utilidad con evidencia contrastada y formación acreditada en diversos países. Sí me gustaría subrayar que todas estas técnicas deben realizarlas profesionales cualificados y con la responsabilidad civil suficiente para poder llevarlas a cabo. No concibo la práctica de la medicina sin integrar diferentes conocimientos. La medicina basada en la evidencia se practica con la experiencia y con las mejores bases científicas a nuestro servicio. Así puede ayudar a prevenir la enfermedad y a restaurar la salud.

 ¿Las lesiones físicas suelen ir precedidas habitualmente de preocupaciones de carácter mental? ¿qué correlación existe?

Lo cierto es que los deportistas no son máquinas ni autómatas, sino personas con su esfera psicológica. Sabemos que los seres humanos somos un todo y que unas parcelas afectan a otras; por ejemplo, en los últimos años se está insistiendo en la interacción que existe entre el sistema inmune, neurológico y endocrinológico, y el área psicológica y el estado de ánimo del paciente.

 “Un jugador con un nivel de estrés desajustado presenta mucho más riesgo de padecer una lesión muscular o articular”

Durante su carrera, el jugador soporta tal nivel de exigencia que cuando se retira puede resultar difícil adecuarse a la nueva situación. ¿Qué bondades puede ofrecer una adecuada terapia psicológica?

Es muy importante que el jugador tenga una guía para cuando llegue su retirada; de hecho, considero fundamental poder contar con la asistencia de un psicólogo deportivo o asesor, pues se trata de una nueva fase llena de cambios, tanto en lo que a actividad física se refiere, como de status económico y social, entre otros. Existen programas para deportistas olímpicos y cada vez es más habitual que los clubes los planteen a futbolistas veteranos, de modo que una vez terminada la vida deportiva de élite, estas personas puedan aprovechar la experiencia y sigan sintiéndose útiles tras el vacío que supone dejar de competir.

 

El sistema neuromuscular, el dolor y el rendimiento a través del afinamiento biológico y fisiológico centran la actividad diaria del Doctor Muñoz Macho, especialista en medicina de la educación física y el deporte.

Licenciado en Medicina por la Universidad Pablo de Olavide, fue médico en el Sevilla FC durante las temporadas 2004-2010. Es director de Investigación e Innovación en Thotalmed, empresa de carácter tecnológico, dinámico e innovador, y consultor de la Universidad de Sevilla en proyectos europeos sobre salud y deporte.

Máster en fisiología y neurociencia, medicina ortopédica, osteopática y manual, así como en acupuntura y medicina tradicional china, Muñoz Macho también es experto en muerte súbita, psicología del deporte, diagnóstico y terapia guiada por ecografía del aparato locomotor. Asimismo, es co-director y profesor del máster de preparación física y readaptación en fútbol (www.masterdefutbol.com).

Comentarios (2)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: