mayo 10, 2015 lola

Alimentación para combatir el Alzheimer

Processed with Moldiv

La enfermedad de Alzheimer es la principal causa de demencia en personas mayores de 65 años. Su incidencia se traduce en más de 26 millones de personas en todo el mundo.

Unos 47,5 millones de personas padecen algún tipo de demencia y cada año se registran 7,7 millones de casos nuevos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Alzheimer es una enfermedad de naturaleza neurodegenerativa que se caracteriza por la acumulación, en el cerebro de los pacientes, de depósitos anormales de proteínas formados por placas de la proteína beta-amiloide y por ovillos neurofibrilares de la proteína tau. Tal y como se desprende de un reciente estudio realizado por la Clínica Mayo de Estados Unidos, es esta última (la proteína tau) la verdadera causante de la pérdida y declive de la memoria en los enfermos de Alzheimer. Dicha enfermedad presenta una pérdida de la memoria inmediata, así como de otras capacidades mentales a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. Dificultad para desempeñar actividades de la vida cotidiana, así como para planificar y resolver problemas, desorientación de tiempo o lugar, disminución o falta de buen juicio, pérdida de iniciativa y cambios de humor son algunas de las señales de advertencia.

De acuerdo con la Sociedad Española de Neurología, la adquisición de ciertos hábitos de vida saludable (evitar el exceso de carnes rojas, grasas saturadas, mantequilla y grasas derivadas de lácteos) puede reducir hasta un 40 por ciento de los casos de Alzheimer e, incluso, retrasar su aparición.

Veamos:

1. Altos índices de homocisteína en nuestro organismo se asocian con un mayor riesgo de padecer Alzheimer. Ciertas vitaminas del grupo B (ácido fólico, vitamina B6 y vitamina B12) ayudan a controlar los niveles de este aminoácido en sangre. Por ello, el consumo de huevos  es muy aconsejable: son una excelente fuente de proteína y aportan cantidades significativas de colina, hierro, vitamina B12, y otras vitaminas del grupo B.

2. Por su parte, los productos derivados de la soja también son alimentos ricos en colina y aportan proteína, hidratos de carbono, calcio, fibra y ácido fólico.

3. Las personas que sufren Alzheimer presentan cantidades anormalmente bajas de colina acetiltransferasa, una enzima necesaria para producir acetilcolina (sustancia química del cerebro fundamental para el aprendizaje y la memoria). Por eso, el pan elaborado con cereales integrales es un gran aliado en la batalla contra la enfermedad, gracias a su alto contenido en lecitina, colina, hidratos de carbono, vitamina E, vitaminas del grupo B y numerosos minerales que ayudan a prevenir la aparición de este tipo de demencia.

4. Lo que es bueno para el corazón, también lo es para nuestro cerebro. El cerebro es rico en ácido docosahexaenoico, es decir, un ácido graso esencial poliinsaturado de la serie Omega-3 abundante en la grasa de pescados como el salmón, la caballa, el arenque o la sardina. Bajas cantidades de estas grasas en nuestro organismo se relacionan con casos de demencia, incluida la enfermedad de Alzheimer. Por ello, es altamente recomendable el consumo, al menos tres veces por semana, de este tipo de pescado.

5. Otras fuentes interesantes de ácido fólico son los vegetales de hoja verde, el maíz, las habichuelas, las lentejas, los espárragos, los guisantes, los frutos secos, así como los panes y cereales enriquecidos.

6. Incluye también en tu dieta carnes magras, aves de corral, pescados blancos y azules, por su riqueza en Vitamina B12.

7. Para obtener una ingesta adecuada de vitamina B6, consume cereales integrales, aguacates, patatas, plátanos y frutos secos (almendras, nueces, avellanas).

8. El hígado, la levadura de cerveza y el germen de trigo son también buenas fuentes de lecitina y colina.

9. Consume frutas y verduras, especialmente las de color intenso, por su magnífico poder antioxidante: ciruelas secas, uvas, fresas, arándanos, coles de Bruselas, brócoli, remolacha, berenjena, pimiento rojo,…

10. Es realmente importante mantenerse físicamente activo (caminar, correr, bailar,…) y ejercitar nuestro cerebro lo máximo posible: sudokus, crucigramas, jugar al ajedrez, aprender nuevos idiomas, participar en actividades de grupo, tocar algún instrumento musical y, sobre todo, leer todo lo que se pueda!!!

Comentarios (4)

  1. NANCY

    OJALA NOS ENSEÑARAN DESDE EL COLEGIO LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN. LAS CONSECUENCIAS LAS VEMOS CUANDO ESTAMOS MAS INDEFENSOS, EN LA VEJES Y PASAMOS A SER UN PROBLEMA Y SUFRIMIENTO PARA QUIENES NOS ACOMPAÑAN Y NOS QUIEREN.
    AH Y QUE DECIR EL COSTO QUE SIGNIFICA EL CUIDADO DE PACIENTES QUE TIENEN ALZHEIMER O DEMENCIA SENIL A TEMPRANA EDAD.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: